Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar tu navegación con fines estadísticos y de personalización. Haz clic en configurar cookies para personalizar las cookies o en Aceptar para acapetar todas las cookies.
Configurar cookies    ACEPTAR
BLOG
El SIL al día
‹ LISTADO DE ARTÍCULOS
18 de marzo de 2019
Robótica y automatización llaman a la puerta de la logística

Hace tiempo que se habla de robótica y la automatización en la logística. Brazos robóticos, robots de carga, bandas transportadoras con contadores de inventario, sistemas de almacenaje o paletizado inteligente de pedidos mediante código de barras ya se funcionan en diversas instalaciones logísticas. Grandes empresas como DHL, Amazon, Google llevan tiempo apostando por la innovación en sus procesos productivos a través de la inclusión de robots.

La aplicación real de algunos avances todavía se encuentra en una fase incipiente pero hoy ya es habitual ver como algunos almacenes disponen de transelevadores que circulan por los pasillos recogiendo y colocando las mercancías en las estanterías, mientras que un software controla las posiciones de los productos almacenados, optimiza los espacios y economiza los movimientos. El desarrollo de la automatización y la robótica está haciendo que las empresas incorporen AGV (Vehículos de Guiado automático) en sus procesos productivos. Los AGV se pueden utilizar desde las aplicaciones simples de transporte hasta en las soluciones de picking complejas, transportando tanto cargas pequeñas como contenedores y/o pallets.

Pero, a pesar de estos avances, aún queda un amplio margen para la plena implantación de la robótica y los procesos automáticos en el sector. Un informe de la consultora McKinsey&Company señala que las actividades relacionadas con la logística y el transporte en España serán las más afectadas por la robotización, con hasta un 65% de potencial de automatización de aquí al año 2055.

En el caso de la logística, las tendencias apuntan hacia la robótica colaborativa. De hecho, un reciente estudio realizado por DHL revela que las personas seguirán siendo una parte fundamental de la actividad logística, aun cuando la robótica y la automatización acaben redefiniendo la estructura de la fuerza laboral en el futuro. Las tareas muy repetitivas y que requieren gran un esfuerzo físico y que entrañan mayor riesgo, como el transporte de mercancías peligrosas, movimiento y almacenaje de gran volumen y peso recibirán  apoyo de la tecnología, lo que permitirá a las personas desempeñarse en tareas que requieran administración, innovación y análisis.

En este sentido, cobran especial importancia los robots colaborativos, que están diseñados para trabajar de forma segura en entornos con presencia humana. Estos robots reciben el nombre de cobots, carecen de bordes o elementos afilados, se apagan cuando chocan contra algo y es posible que reciban entrenamiento para la realización de determinadas tareas por parte de personas que los pueden manipular para que estos aprendan movimientos específicos.

Por otra parte, entre las tecnologías que se están utilizando actualmente en el proceso de picking dentro de los almacenes destacan, además de los robots, las gafas inteligentes u otros dispositivos similares de realidad virtual que permiten guiar al personal a través del almacén, acelerando la búsqueda y la recogida de productos, lo que permite reducir errores e incrementar la productividad. La realidad virtual creará un valor añadido también a la hora de diseñar las naves logísticas, ya que estas tienden cada vez más a ser utilizadas no solo como almacenes o centros de distribución, sino como centros de etiquetado, envasado y reparación del producto.

La impresión 3D también comportará una revolución en la logística ya que puede redefenir las estrategias de fabricación y la cadena de suministro tradicionales. También supondrá un impacto en el diseño de las naves, ya que se podrían almacenar materias primas en lugar de productos terminados. A medida que su implantación avance, los bienes podrían ser producidos localmente, con lo que la producción sería más rápida y se reducirían los plazos de entrega al cliente, con el consiguiente ahorro de los costes de almacenaje.

En este sentido se inscribe la inauguración de la primera incubadora europea de alta tecnología en impresión 3D, lanzada por el Consorci de la Zona Franca y la Fundación Leitat. El objetivo de la 3D Factory Incubator es promover el crecimiento de iniciativas vinculadas con la impresión 3D mediante la creación de un espacio para la incubación de pymes y microempresas relacionadas con estas tecnologías de industria 4.0.

Robótica y automatización llaman a la puerta de la logística
Del 9 al 11 de junio de 2020
Recinto de Montjuic - Plaza España de Fira de Barcelona
SIL2020
Consorci ZF Internacional SAU
Tel.: +34 93 263 81 50
Fax.: +34 93 263 81 28
Email.: sil@zfbarcelona.es
El SIL2020 está organizado por:
El Consorci
www.silbcn.com © SIL, todos los derechos reservados. Aviso legal